Esta sublínea contempla el estudio de nuevas tecnologías de bajo impacto ambiental aplicables a todas las etapas de la cadena de producción. Cabe citar las altas presiones hidrostáticas (aplicadas a la conservación de alimentos en sustitución de conservantes o tratamientos intensos), nuevos procesos fermentativos y enzimáticos (aplicables, por ejemplo, al uso de enzimas como agentes de limpieza para reducir consumo de agua y detergentes), nuevos materiales de envasado (activos, biodegradables), encapsulación, texturización (de nuevas fuentes de proteínas), impresión 3D y TICs aplicadas a todos los niveles de producción, control y distribución para contribuir a la transformación digital de los procesos.

Dentro de esta sublínea los grupos EQ4 y AA1 trabajan en los aspectos más alimentarios y de proceso, con el aporte fundamental de las tecnologías informáticas y la base química de los procesos proporcionadas respectivamente por los grupos LIA2 y QO3.


Contenidos relacionados