Esta línea responde al desafío de compatibilizar los diferentes usos del suelo: producción agro-ganadera y aceptor de residuos y subproductos, con la conservación de la calidad del propio suelo y de las aguas de infiltración y escorrentía que alimentan las reservas hídricas. El objetivo central es potenciar los servicios ecosistémicos del suelo en sus funciones de reciclaje de residuos, protección, conservación y depuración del agua, bajo un contexto de agricultura mayoritariamente convencional, con una tendencia al aumento de las prácticas de valorización de subproductos y aprovechamiento para riego de aguas residuales potencialmente contaminantes. Las sublíneas de investigación son las siguientes:


Contenidos relacionados